enero 16, 2017

11 MANERAS NATURALES PARA AYUDAR A TRATAR LA RETRACCIÓN DE LAS ENCÍAS INCÓMODAS !!!

La recesión gingival o bien llamado retracción de encías es una enfermedad que afecta progresivamente y esta puede comenzar desde temprana edad y empeora con el paso de los años.

En el momento que se empieza a ver este problema, generalmente después de los 40 años, lo que es las raices de los dientes quedan expuestos.  sigue leyendo para que aprendas como mejorar este problema que afecta a todo el mundo.

LAS CAUSAS DE LA RETRACCIÓN DE LAS ENCÍAS

Los dientes tienen raíces y estas se comienzan acoplar en sus cuencas, en el hueso mandibular. Pero el tejido que cubre los hueso de la mandíbula y todas las coronas, estas desempeñan un rol importante en el que mantienen los dientes a posición y los mantiene establees

Las encías a sujetan y abrazan a cada uno de los dientes desde cierto punto y un poco sobre el cuello del diente – en donde la corona del diente se conecta con la raíz, esto protege las partes inferiores de los dientes de toda la exposición a los materiales patógenos y alimenticios.

cuando comienza la separación de los margenes de las encías, es aquí cuando ocurre la primera etapa de recesión.

Bien, aprendamos como sucede esto

Las bacterias en la boca son las que forman la placa y una pegajosa entre los dientes. Se puede eliminar las bacterias mediante el hilo dental y el buen cepillado.

Toda la acumulación de sarro y placa en los margenes de las encías, esta causan la separación de los dientes. esto facilita el uso de las formaciones de tártaro dental.

en pocas palabras la retracción de las encías se debe a la mala higiene dental y que la causa de la enfermedad a la encías simplemente se debe a la poca higiene

LOS SÍNTOMAS DE RETRACCIÓN SON:

Si tienes alguno de los siguientes síntomas, entonces debes tomar medidas para el asunto lo antes posible.

Dientes largos: esto es difícil de notar ya que los cambios son progresivos pero con fotos antiguas puedes comparar tus dientes actuales
Cambio de color en las encías: la raíz del diente y la corona según a lo que se expongan es que cambiaran su color.
Encías inflamadas: las encías a veces pueden sangrar al momento de cepillar
Sensibilidad a los alimentos: Puede que se presente como un dolor agudo al consumir bebidas y alimentos
Dientes temblando: se siente cuando los dientes se comienzan a mover despacio

encías

11 REMEDIOS CASEROS PARA ARREGLAR LA RETRACCIÓN

En las primeras etapas de la retracción de encías, la eliminación de la placa y el sarro, junto con minuciosas, pero ligeras, medidas de higiene dental ayudarán a controlar la condición. Sin embargo, los casos avanzados a menudo requieren procedimientos quirúrgicos como el injerto gingival.

Aquí están algunos remedios caseros eficaces que puedes intentar independientemente de qué tan severa sea la condición.

1. MILENRAMA

La milenrama es llamada milhojas, hierba de las heridas, hierba del carpinter, flor de puma. El jugo de sus tallos y hojas pueden detener el sangrado. Muchas de las tribus norteamericanas masticaban las hojas para el dolor de muela. Los efectos antiinflamatorios, anticoagulantes y analgesicos ayudan a la retracción de las encias.

También se pueden preparar infusiones para hacer gárgaras. Debes vertir el agua hirviendo sobre un puñado de flores de milenrama o 1-2 cucharadas de hierba seca, esta debes dejarla remojando entre 15-20 minutos.

Este te antiséptico mejora la higiene oral

2. ZUMAQUE

puede que conozcas el zumaque como árbol o arbusto que crece en los patios traseros como un tipo de planta picante roja una planta que se utiliza para condimentar platos. este puede ayudarte con la retracción de encías.

Partes especificas de la planta tienen taninos; esto deja un sabor amargo y sensación de sequedad en la boca.
Estos extraen los fluidos de los tejidos haciendo que reduzca la inflamación y restaurando la estanqueidad de encías.

3. TÉ VERDE

El uso regular de té verde ha demostrado mejorar la salud dental. No es sorprendente ya que las propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias del té verde son bien conocidas.

Según un estudio japonés, el consumo habitual de té verde no sólo reduce la posibilidad de desarrollar una enfermedad periodontal, sino que reduce la inflamación de las encías y mejora la fijación de los dientes. Bebe té verde una o dos veces al día, permitiendo que los taninos en la bebida hagan su trabajo.

4. SALVIA

El té de salvia es otro remedio herbal que puedes intentar para la retracción de encías. Esta hierba tiene una larga historia de ser utilizada para problemas dentales, gracias a sus excelentes propiedades antimicrobianas y anti-inflamatorias. La gente solía masticar sus hojas como un remedio para las encías hinchadas y los abscesos dentales.

Un té hecho de hojas de salvia se puede utilizar para hacer gárgaras y aliviar dolores de garganta y úlceras de la boca. Puede mejorar la higiene dental general, además de proteger tus encías.

Hacer un té de salvia fresca o seca es fácil. Sólo remoja un puñado de hojas frescas o 2 cucharadas de hierba seca en agua caliente durante 15-20 minutos y cola el líquido. Puedes incluso utilizar las sobras para masajear las encías.

5. ALOE VERA

El gel calmante obtenido de las suculentas hojas de Aloe vera puede reducir la inflamación de las encías y la retracción. Usa hierba fresca para este propósito. Rompe un pedazo de la hoja y frótala en tus encías. Repite esto tantas veces como quieras. El gel se puede extraer y almacenar en el refrigerador. Después de cepillarte los dientes, frota el gel en tus encías y masajea para restaurar la textura apretada del tejido de las encías.

6. ACEITE DE SEMILLA DE SÉSAMO

El Oil Pulling es una técnica ayurvédica antigua de desintoxicación. Ponte 1-2 cucharadas de aceite de semilla de sésamo en la boca y agítalo alrededor de 10-15 minutos antes de escupirlo. Aunque el Oil Pulling se utiliza para tratar varios problemas de salud, la mejora en salud dental es uno de los resultados más tempranos. Sin embargo, uno necesita acostumbrarse un poco en primer lugar. Asegúrate de no realizar el Oil Pulling con el estómago vacío.

7. ACEITE DE COCO

El ácido láurico y los triglicéridos de cadena media (MCTs) en el aceite de coco, tienen propiedades antimicrobianas y anti-inflamatorias. Masajear tus encías con una pizca de sal marina fina mezclada con un poco de aceite de coco puede reducir la inflamación.

Aunque el Oil Pulling se realiza tradicionalmente con aceite de semilla de sésamo, puedes intentar con el aceite de coco también. Es más ligero y tiene un sabor más agradable. Derrite 1-2 cucharadas de aceite en una cuchara y úsalo.

8. ACEITE DE LIMÓN

El aceite esencial de limón obtenido de la cáscara de limón es antiséptico y antimicrobiano. Añade diez gotas de aceite de limón a una taza de agua tibia y haz gárgaras, o mezcla 2-3 gotas en una cucharadita de aceite de coco y frótalo en las encías para reducir la inflamación y la retracción. Este aceite amargo tiene un olor cítrico fresco que puede disipar el mal aliento.

9. ACEITE DE CLAVO DE OLOR

El aceite de clavo de olor es ampliamente utilizado para el alivio del dolor de muelas, ya que adormece los tejidos blandos, pero es sólo un efecto temporal. El aceite se utiliza a menudo en productos de higiene dental por su fuerte efecto antibacteriano de larga duración.

También encabeza la lista por su capacidad antioxidante. Utiliza 5-6 gotas en una taza de agua tibia como enjuague bucal.

10. ACEITE DE HIERBA DE LIMÓN

La hierba de limón tiene propiedades antifúngicas y antisépticas que previenen el crecimiento de ciertos tipos de levaduras y bacterias comúnmente encontradas en la boca. También tiene una acción antiinflamatoria y astringente en las encías.

Hierbe 2-3 tallos de hierba de limón en agua para hacer gárgaras o utiliza diez gotas de aceite esencial en una taza de agua tibia. El uso regular alivia la inflamación y restaura la textura normal y saludable de las encías.

11. VITAMINA C

Una deficiencia de vitamina C puede causar inflamación de las encías y sangrado. Los suplementos suelen mostrar una mejora dramática. Las vitaminas se obtienen idealmente de los alimentos porque son mejor utilizados por el cuerpo en sus formas naturales en lugar de sus versiones sintéticas.

Las verduras y frutas frescas son ricas en vitamina C, especialmente las que son verdes oscuras y frondosas, como los pimientos, brócoli, tomates, kiwis, bayas y cítricos. Sin embargo, un porcentaje significativo de la vitamina C se pierde durante la producción de jugos, la conservación y la cocción.

Para evitar esto, procura que una fuente local de frutas y verduras frescas siempre que te sea posible, para así consumirlas crudas. Bebe batidos verdes y jugos de frutas inmediatamente después de la preparación.


loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies