febrero 28, 2016

FLUJO VAGINAL: ¡TODO LO QUE NECESITAS SABER!

El flujo vaginal es uno de los síntomas ginecológicos más comunes. Este problema que las mujeres experimentan de forma exclusivamente subjetiva – en algunas mujeres sólo una pequeña cantidad causa incomodidad, en otras, sin importar la severidad del efluvio, no se sienten incómodas.

A causa de esta subjetividad, es complicado detectar si en realidad se presenta un problema a la salud o no.

¿Qué causa el flujo vaginal? La aparición de flujo vaginal puede ser el resultado de procesos fisiológicos normales en el cuerpo, o de alguna condición anormal patológica.

Flujo vaginal normal

Los cambios fisiológicos que ocurren durante el ciclo menstrual influyen en la creación de secreciones en el cérvix y la vagina, o la creación de flujo vaginal.

Los niveles de estrógeno que resultan a través de la incrementada producción de secreciones de las glándulas cervicales, particularmente durante el período, justo antes de la ovulación, dan como resultado un flujo vaginal translúcido y “elástico”.

Después de la ovulación, el flujo vaginal se pone turbio y fangoso, y la cantidad disminuye.
Aparte de los cambios normales en el ciclo menstrual, el flujo vaginal puede ocurrir por razones fisiológicas durante la pubertad, un embarazo, la menopausia y actividad sexual.

Descarga vaginal patológica

Las causas de un flujo vaginal anormal puede ser de naturaleza infecciosa y no infecciosa. El flujo no infeccioso puede ocurrir por causa de la presencia de un cuerpo ajeno (ej: un tampón olvidado), el uso de cremas perfumadas probablemente vencidas que no se debieron aplicar sobre los genitales o por cáncer cervical o endometrial.
El flujo vaginal puede ocurrir por causa de infecciones genitales como cándida albicans, gonorrea, herpes, etc…

Guía para orientarse

  • Blanca o amarilla con un olor desagradable
    Vaginosis bacteriana: picazón, quemazón, irritación e hinchazón de vulva y vagina.
  • Espesa y blanca
    Vaginosis por levadura (infección vaginal por cándida albicas): Picazón y quemazón, dolores y dificultades al orinar, dolor durante el acto sexual.
  • Loquios Rosados
  • Blanca con gris, amarilla o amarilla con verde. Casi siempre mal olor.
    La infección vaginal con trichomonas vaginalis: Picazón y quemazón, disuria, tenesmo rectal, menos dolor en la parte baja del abdomen.
  • Sangrienta y café oscura (fuera del ciclo menstrual)
    Significa un trastorno del ciclo menstrual

flujo

Diagnóstico

Para hacer un diagnóstico correcto se necesita llevar al doctor una historia médica bien documentada y detallada, como también la comprobación de un examen físico detallado.

De ahí se pueden hacer pruebas adicionales en los laboratorios y pruebas microbiológicas.

Por eso, si sufre de flujos vaginales anormales, consulte con su ginecólogo.

Tratamientos Médicos

Después del diagnóstico, dependiendo de la causa, el tiempo apropiado para el tratamiento es administrado.

Con gonorrea el tratamiento, al igual que con otras enfermedades, son antibióticos bacteriales. Comúnmente recomendados son los anbioticos a base de cefalosporina.

En el flujo causado por tricolomas vaginalis se pueden utilizar metronidazoles o tinidazoles.

Con vaginosis bacterial se recomiendan metronidazoles.

Con la fluxión vaginal a causa de cándida albians el tratamiento puede ser oral (con fluconazoles) o local (muchas veces se utilizan clotrimasoles, terconazoles, miconazoles, nistalina, etc.)

¿Que puedo hacer si sufro de flujo vaginal? 

Si sufre de flujo vaginal anormal lo primero que debe hacer es consultar con su ginecólogo, pero las recomendaciones que siguen pueden servir para liberarse de este incomodante problema rápidamente:

  • Mantenga una buena higiene intima lavándose con agua tibia. Si desea utilizar jabón, decídase por algún producto que haya sido creado específicamente para el cuidado de las zonas intimas.
  • Use vestimenta que sea 100% de algodón.
  • Después de usar el baño siempre haga los movimientos en dirección de la vagina al ano; esto previene que las bacterias del ano entren en la vagina.
  • NO USE productos higiénicos que tengan fuertes olores y que no sean apropiados para el uso en las zonas intimas.
  • Evita los baños de espumas.
  • Prevenir manteniendo una limpieza anal y perineal adecuada.
  • Usar ropa holgada.

Tratamientos Naturales:

Lavativas de 10 a 15 minutos con infusiones de: lavanda, menta, poleo, hamamelis o corteza de roble. Por lo menos 2 veces al día, especialmente antes de dormir.

Consumir suplementos de Equinácea y/o Sello de Oro.

Puedes optar por utilizar supositorios naturales:

  • Caléndula: hacer un supositorio sumergiendo un trozo de gasa en una infusión de una cucharada de esta planta, que posee propiedades antibióticas que previenen y ayudan a la curación de infecciones.
  • Ajo: algo similar puedes hacer envolviendo un diente pequeño de ajo en gasa para usarlo como supositorio. El ajo es considerado uno de los mejores antibióticos naturales, y sus propiedades bactericidas y fungicidas son capaces de eliminar o inhibir el crecimiento de los microorganismos que pueden ser los causantes de las infecciones vaginales.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies