Terapia de tiroides en 5 pasos: elimina la inflamación y la fatiga!

La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en el cuello, y es una de las glándulas endocrinas que producen hormonas que controlan el ritmo de muchas actividades en el cuerpo y por lo que la tiroides juega un papel muy importante en el cuerpo.

Muchos problemas tiroideos se pueden tratar sin cirugía. El tratamiento elegido por el médico dependerá de la afección.

¿Sabía que los problemas de tiroides tales como el hipotiroidismo y el hipertiroidismo afectan a cerca de 20 millones de americanos?

Esta enfermedad presenta síntomas como: aumento o pérdida de peso, hipertensión, fatiga, sudoración y estreñimiento. Sin embargo, su consecuencia más grave, si no es tratada a tiempo, es el cáncer de tiroides.

Entre las causas que pueden provocar un desequilibrio en el funcionamiento de la tiroides se encuentran una deficiencia de yodo o nutricional, enfermedad autoinmune o la enfermedad de Plummer, que afecta a la producción de hormonas.

Otras condiciones comunes que causan problemas de tiroides son el embarazo, la inflamación, el estrés físico, mental y emocional, y las toxinas ambientales.

Para sanar la tiroides existe una antigua práctica tibetana para regular los niveles de la hormona tiroidea mediante unos sencillos pasos.

Este método se basa en abrir el flujo de energía a través de la glándula tiroides que puede equilibrar las condiciones de hipertiroidismo e hipotiroidismo ya que el flujo regula el equilibrio.

Hay que tener en cuenta que se requiere una práctica constante de este método para mantener este equilibrio.

Para practicar este método se deben seguir 5 sencillos pasos.

 

Paso 1.

Frote las palmas de las manos para calentarlas y después ponga las manos donde se sitúa la glándula tiroides manteniéndolas durante 10 minutos.

Paso 2.

Trague la saliva que está en su boca y tome un sorbo de agua tres veces seguidas.

Paso 3.

Exhale, y mientras exhala incline la cabeza y coloque firmemente, tanto como sea posible, la barbilla en el pecho, manteniéndola durante unos segundos sin inhalar.

Cuando comience a inhalar, haga una respiración profunda, levante la cabeza y apriete los músculos del cuello tanto como sea posible. Ponga su labio inferior sobre el labio superior, y continúe al levantar la cabeza. Mantenga la cabeza en la primera posición durante unos segundos y luego exhale bajando la barbilla hacia el pecho.

Paso 4.

Con la cabeza en su pecho, incline lentamente la cabeza hacia la izquierda y luego a la derecha, sin levantar la barbilla del pecho. Esto crea un excelente masaje de la glándula tiroides.

Paso 5.

Levante la cabeza mientras inhala y repita el proceso desde el paso 3 unas 10 veces.

 

Practicar alguna terapia de relajación, como puede ser el yoga, la meditación o el taichi, es muy bueno para regular la función de la tiroides, sobre todo si el problema fue ocasionado por un trauma, una gran depresión o una noticia muy mala. A su vez, esto te traerá beneficios en tu vida cotidiana, no solo en lo que se refiere a esta glándula.

Remedios Naturales Publicado hace: 1 año Estadistica: 2537 lectores

Comentarios Sociales

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR